Quienes Somos

La Ley de Educación Nº 19326 publicada el 21 de marzo del año 1972, en el título XVI, art. 215 consideró la calificación profesional extraordinaria, como educación ocupacional importante. Esta apertura del ministerio de educación permitió a las Hijas de María Auxiliadora, pensar en una labor educativa cuyas destinarias fueran las jóvenes o adultas con necesidades laborales, jóvenes que no pudieron entrar en un universidad o en otros centros superiores por motivos económicos o por falta de preparación académica, obra que iba muy de acuerdo con la finalidad educativa de las hermanas según el pensamiento de su fundador Don Bosco, FORMAR BUENAS CRISTIANAS Y HONESTAS CIUDADANAS.

El Centro de Capacitación Profesional Extraordinaria “María Auxiliadora”, por sus siglas CECAPE, fue creado por R.D. Nº R.D. Nº000009 del 13 de enero de 1975, norma legal que autorizó su funcionamiento y reconocimiento, para desarrollar programas de calificación profesional extraordinaria de conformidad con el Convenio suscrito entre la Dirección de Educación de la Zona Nº 01 de Lima Metropolitana y la Congregación de las Hijas de María Auxiliadora para la dirección y administración de este centro de estudios técnico laboral. Por feliz coincidencia ese año se denominó “AÑO DE LA MUJER PERUANA”, justamente esta institución tenía como propósito principal la educación de la mujer, en especial aquellas más vulnerables tanto económica como socialmente.

A través de los años ha ido cambiando de denominación de acuerdo a los criterios educativos de cada gobierno, se han emitido diferentes resoluciones ya sean de nombramiento o por otros motivos, de este modo por bastante tiempo le ha llamado con la sigla CENACAPE, pero intercalado con la denominación CENECAPE. Algunas resoluciones del mismo año de creación, como el Of. 303 – DNEC – UAA – 17 -1 – 75, que transcribe la R.D.Z. Nº 001612 del 9 de julio 1975, utiliza la sigla PROCAPE, pero sin un previo reconocimiento oficial.

Sin embargo las actas de la institución, presentadas al órgano desconcentrado correspondiente al final de cada proyecto o año, desde el año 1975 hasta el año 1988 han utilizado la sigla CENECAPE, y las autoridades educativas de los respectivos años han firmado y sellado dichas actas.

Según las actas de los años 1989 hasta el año 2008 firmadas y selladas por las autoridades educativas de turno, vemos que la institución ha utilizado la sigla CEO, recién el 02 de abril del año 2008, la UGEL 03 de Lima Metropolitana emite la R.D. Nº 2539 adecuando en vía de regularización la denominación CENECAPE a CEO, es decir Centro Educativo Ocupacional. Por entonces ya se utilizaba la sigla CETPRO.

Luego de un mes y 11 días de haber obtenido la R.D. Nº 2539 de adecuación de CENECAPE a CEO, el 13 de mayo del año 2008 a nivel de Lima Metropolitana, mediante la R.D.R. Nº 01531 – 2008 – DRELM se autoriza la conversión y funcionamiento de los CEOS en Centros de Educación Técnico Productiva (CETPRO), donde está comprendido este centro de estudios, que a partir de esta fecha oficializa dicha denominación y se le llama CETPRO “María Auxiliadora” de Breña – Lima. Este Centro de Educación técnico – productiva ha sido apreciado, valorado tanto por las autoridades educativas, como por los mismos alumnos. Históricamente se constata este aprecio, por la cantidad de alumnos que ha tenido desde su creación hasta el presente año

Misión

El Centro de Educación Técnico Productivo “María Auxiliadora”, con el aporte original del Sistema Preventivo: Razón, Religión y Amor; educa a jóvenes y adultos, preferentemente más necesitados, como buenos cristianos, honrados (as) ciudadanos (as) y profesionales técnicos, para que afronten con liderazgo, valentía y coherencia los desafíos del mundo actual.

Visión

El CETPRO “María Auxiliadora” – Breña, en cinco años, será una institución educativa líder e incluyente, educando a jóvenes y adultos como profesionales técnicos, innovadores, autogestores de actividades productivas y de servicios empresariales, preparados para una ciudadanía activa, crítica y comprometida que integren fe, cultura y vida.